Ayudas y subvenciones 2021 para personas en situación de desempleo que se conviertan en autónomos.

Es un programa de ámbito nacional gestionado por las diferentes comunidades autónomas y que ofrece unos atractivos incentivos al autoempleo: subvención a fondo perdido por primer establecimiento, subvención financiera, subvención para asistencia técnica y subvención a la formación.

El fin es de mitigar los efectos derivados de la crisis por la COVID-19, dirigido a autónomos y Pymes, es de relevancia conocer bien quienes serán los destinatarios de las nuevas ayudas, pues bien, estas van dirigidas a los autónomos, también a los nuevos emprendedores beneficiarios de la tarifa plana de autónomos, así como también a empresas no financieras, como requisito generalísimo todos ellos se han tenido que ver afectados gravemente por los efectos adversos y negativos de la pandemia, cabe destacar que todos ellos deben tener domicilio fiscal en España y en el caso de entidades no residentes y no financieras deben operar en territorio nacional.

Además de los requisitos generales que exponemos en el párrafo anterior hay que cumplir con otros más específicos como es que la actividad que se lleva a cabo por parte del autónomo o empresa deben encontrarse recogidos en los epígrafes que tendrán derecho a acogerse, estos vienen detallados en el decreto publicado el 12 de marzo por el ejecutivo español.

El primero de ellos será estar dado de alta en el IAE en alguno de los 95 epígrafes publicados en el decreto, el segundo de ellos es que el volumen de operaciones anual declarado ante la administración, en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) haya caído más de un 30% con respecto a 2019.

Los autónomos y pequeños negocios en estimación directa con menos de diez empleados, la ayuda máxima que se concederá será del 40% de la caída adicional del volumen de operaciones en el año 2020 respecto del año 2019 que supere dicho 30%.

Aquellos autónomos o empresarios con más de diez trabajadores a su cargo cobrarán el 20% del importe de su caída de facturación que supere el 30%.