Al momento de dar el primer paso de tener un negocio o comercio de forma autónoma, puedes tomar en cuenta los siguientes consejos para autónomos para poder apresurar tu proceso y lograr esa independencia y autonomía comercial que tanto estas buscando, sin la necesidad de obtener un servicio directo de asesoría.

Para todos aquellos trabajadores que se van a manejar de forma autónoma, es importante tener en cuenta los fundamentos básicos para lograr dicha autonomía, uno de los principales aspectos para lograr la autonomía, es la elaboración de las facturas personales, con los datos correctos

¿Cuáles son las partes de una factura?

Las facturas, son todos aquellos documentos que funcionan como comprobante de adquisición de producto o servicio, en dicha factura, aparecerá de forma específica, todo lo que es la información del cómo adquirió el producto, así como el momento en que lo adquirió y la información relevante de quién lo recibió.

Información del emisor

En esta área se debe incluir la información completa de la empresa como los en el COF o NIF, la dirección de domicilio, número de teléfono y correo electrónico

Código numérico

Para la estipulación de un orden de factura, este documento debe tener un código o número de serie, cada una de estas facturas debe tener la numeración correlativa, esto para el registro interno y control de los suministros y ventas de la empresa.

Fecha de facturación

Las facturas deben tener una información completa del momento en que se realizó la emisión, es indispensable que estas tengan el día el mes y el año en que se realizó la facturación, en muchas ocasiones, si la empresa es muy grande, es necesario incorporar la hora en que se realizó la factura

Información del receptor

La factura debe tener los datos de identificación de la persona natural o jurídica que va a recibir el producto o servicio, la información mínima que esta debe tener es, el nombre, el apellido y el ID, en el caso de personas jurídicas, se incorpora el nombre de la compañía y por supuesto el código de registro.

Para complementar esta información, podrás incorporar, el número de teléfono, correo electrónico y la dirección de domicilio.

Concepto

Esta es la parte más importante de la factura, ya que se está describiendo que producto o servicio está adquiriendo, así como las cantidades que se están suministrando y cualquier otra descripción relevante (tamaño, color, entre otros).

Forma de pago

Tomando en cuenta que en estos tiempos se manejan innumerables medios de pagos físicos y digitales, es imprescindible, colocar la forma de pago en la factura, no sólo para especificarlo para el cliente, sino para mantener un óptimo registro de tus ventas

IRPF

Es necesario especificar el porcentaje correspondiente por el IRPF, esto dependerá del tipo de autonomía, donde puede ser del 15% o del 7% del monto total del servicio o producto.

Factura Total

Al final de la factura, deberás incorporar al suma total a cancelar, incluyendo lo que es el IRPF, de esta manera el cliente conocerá el monto que ha cancelado, tanto desglosado como completo.

3 consejos para autónomos que debes tomar en cuenta para hacer bien tu factura

  • Elige bien el tipo de factura

Puedes realizar facturas simplificadas o completas, cada una de ellas es diferente en cuanto a los datos a incluir.

En las facturas simplificadas no se detallan los datos personas ni se desglosa el IVA. Solo se debe colocar el total de importe a cobrar; debes tomar en cuenta que están limitadas a una cantidad inferior a 400 euros.

Ahora bien, en las facturas complejas, sí se deben colocar los datos personales, así como el NIF, además de incluir el desglose del IVA.

  • Coloca los datos del cliente

Esta es la parte más importante, ya que son los responsables económicos de tu empleo para autónomos. Al momento de realizar tu factura, debes solicitarles los siguientes datos:

  • Nombres y apellidos (ya sea del autónomo o el titular de la empresa a la cual se le ha realizado el servicio)
  • Domicilio fiscal
  • NIF

Recuerda llevar estos datos en un archivo para saber dónde encontrar a tus clientes en caso de necesitarlos, además de poder enviarles tus facturas como todo un profesional.

  • Revisa la factura creada y explica a detalle a tu cliente

Debes saber que si no deseas tener problemas con tu clientela, lo mejor es explicarles a detalle la forma en la que realizarán el pago correspondiente.

Toma nota siempre de lo que debes cobrar y añade en el documento dónde deben realizar el pago.

Cuando revises el importe, señala el concepto de pago, de esta forma ayudas a tus clientes a entender de dónde salen los cobros.