Desde la aparición de Bizum la vida parece que se ha solucionado un poco más debido a que no importa en qué lugar te encuentres, si llevas dinero en efectivo o no. Con Bizum puedes realizar cualquier tipo de pago en cualquier momento, únicamente es necesario disponer de la aplicación en el teléfono móvil y el número de la persona a la que se lo vas a realizar. Por ejemplo, este método funciona muy bien en las comidas o cenas con tus familiares o amigos, viajes, etc.

Sin embargo, Hacienda también tiene muy presente la existencia de este método de pago y dichos pagos se consideran similares a lo que podrían ser las conocidas transferencias bancarias. A continuación comentaremos los tres casos en los que sí es obligatorio declarar a Hacienda cuando se realizan operaciones con Bizum.

Autónomos

En primer lugar destacan las personas autónomas quienes ofrecen a sus clientes la posibilidad de pagarles mediante Bizum. En este caso, estas operaciones son consideradas rendimientos de actividades economicas. Además, es aconsejable que se disponga de un único número de teléfono móvil para el trabajo, separado del que se utiliza para uso personal.

Ingresos que generan rentabilidades

En segundo aparecen los ingresos que generan rentabilidades, es decir, son ingresos derivados de alguna actividad secundaria como podría ser el pago del alquiler de una determinada vivienda, las ventas de segunda manos, etc.

Para declarar en estos casos únicamente será necesario cuando la cifra de venta supere los 10.000€ anuales.

Transacciones mayores a 10.000 euros

En último lugar se incluyen todas las transacciones que se realicen y cuya cifra supere los 10.000€ en total.

 

Para concluir con el artículo, es importante conocer estos tres casos debido a que si Hacienda descubre irregularidades y casos dónde no se ha declarado este tipo de actividades puede imputar multas desde el 20% al 30% del recargo sumando el cargo de intereses por el atraso del pago de dichas cantidades.

 

 

 

 

× ¿En qué puedo ayudarte?