¿Qué es el “pool” bancario?

El “pool” bancario es un informe que detalla los riesgos por operaciones bancarias que mantiene una persona jurídica en un momento determinado con los bancos con los que opera normalmente.

Por ello, es muy importante que cualquier emprendedor conozca este termino ya que le servirá de ayuda con su negocio, ya que “pool” es una muy buena herramienta de planificación financiera y uno de los documentos de referencia a la hora de realizar cualquier solicitud de financiación.

¿Cómo puede ayudarte el “pool” bancario?

Uno de los principales problemas de la mayoría de las empresas es sin duda alguna la falta de financiación, por ello, para abordarlo, será imprescindible probar la solvencia del negocio. Un banco no da financiación así porque sí, sino que necesitarán informarse detalladamente de la deuda total de la empresa y la capacidad de pago de la misma. Y para eso mismo sirve el pool bancario, ya que es un informe, ya sea a papel o a ordenador, donde la empresa detalla todos los productos de financiación bancaria con los que cuenta.

El contenido de dicho informe les sirve a los bancos para analizar el riesgo que tiene esa empresa y de ese modo decidir si concederle un crédito o no.

Para que ese informe merezca la pena deberá incluir todo tipo de información lo más detallada posible. Desde el nombre de la entidad, tipo de crédito, fecha de solicitud, cantidad concedida, plazos y saldo pendiente. Por lo que lo más aconsejable será incluir los recibos de cada producto o pedir un certificado de la deuda pendiente.

Si es cierto que cualquier tipo de banco tiene otras vías para obtener información de la empresa, como puede ser a través de CIRBE (Central de Riesgos del Banco de España).

Sin duda alguna, podemos deducir que el pool bancario es una herramienta muy valiosa que sirve para analizar la composición de tu deuda, su coste y el riesgo financiero.