Según el calendario de la declaración de la Renta ofrecido por la Agencia Tributaria, este 2021, la campaña correspondiente al 2020 se iniciará, como de costumbre, en el mes de abril y finalizará en junio.

En este post te contamos las principales novedades con respecto a este año, tales como la relación que existirá entre la declaración de la Renta y el ERTE o la obligación de declarar el Ingreso Mínimo Vital.

Si la declaración de la Renta se realiza este año a través de internet el plazo va del 7 de abril al 30 de junio y durante este periodo se podrá modificar y presentar la declaración. No obstante, si el resultado es a ingresar con domiciliación en cuenta bancaria, el plazo se acorta al 25 de junio.

Si se trata de una declaración de la renta por teléfono, se deberá pedir cita por internet del 4 de mayo al 29 de junio y a partir del 6 de mayo será posible presentar por teléfono la declaración de la renta hasta el 30 de junio.

Si por el contrario, se desea realizar la declaración de la renta en las oficinas de Hacienda, se podrá pedir cita a partir del 27 de mayo, pero empezarán a atender en las oficinas desde el 2 de Junio siendo el último día para pedir cita el 29 de junio.

Declaración de la Renta habiendo estado afectado por ERTE

Es obligatorio, a nivel estatal declarar en IRPF si los ingresos anuales son superiores a los 22.000 euros cuando solamente exista un pagador. En casa de ser dos o más, ese límite se reduce hasta los 14.000 euros anuales siempre y cuando la suma percibida por el segundo pagador supere los 1.500 euros.

El SEPE tiene la consideración de un pagador mas, de modo que si la suma de los ingresos recibidos por los dos pagadores (empresa y SEPE) supera los 14.000€ y el importe de las prestaciones que abona el segundo pagador son mas de 1.500 €, existirá la obligación de presentar la declaración de la renta.