Al hablar del IRNR o Impuesto sobre la renta de No Residentes, nos referimos directamente a los tributos en donde se grava la renta obtenida en territorio, directamente a personas que no son residentes del país.

EL IRNR no quiere decir que cualquier no residente o extranjero en el país deba pagar impuestos, sino que se adjudica a aquellos que poseen una residencia en el País sin ser  nacionalizados, este caso suele aplicar para consulares, embajadores, diplomáticos y funcionarios que  aun sin siendo residentes de España, no son considerados naturales españoles.

Para considerarse calificado en lo que respecta al IRNR  se debe tener menos de 6 meses en el país, ya que el mínimo para considerarse residente por ley, es de más de un semestre; sin embargo, los no nacionalizado ya hospedados dejaran de pagar el impuesto para no residentes, paran realizar el abono correspondiente  impuesto de Personas Físicas.

Gravamen del Impuesto de no Residentes

El punto del Impuesto de No Residentes  es el gravamen de la adquisición de viviendas en áreas españolas por los no residentes, en este aspecto se puede incluir las ventas por sociedades de mercantiles, la venta de inmuebles común y cualquier otro rendimiento de capital.

La intención de cobro es la compensación del IRPF por la adquisición de una propiedad en tierra nacional; sin embargo, la doble imposición no está permitida, dejando que extranjeros con residencia legal no tengan que pagar lo referente al impuesto de no residentes.

¿El Impuesto a no Residentes se paga cada cuanto?

Teniendo en cuenta  la similitud con el IPRF, el tributo por parte de los extranjeros se paga cada año y a este solo aplicaran aquellos que tengan las características mencionadas anteriormente, de lo contrario, no habrá que realizar ningún abono.

En caso de que existan dudas sobre el pago, lo más recomendable es comunicarse con algún asesor legal que tenga conocimientos sobre el tema, de esta forma podrás identificar si aplicas o no para el mismo.

Impositivos y tipos para el IRNR

En lo que respecta al tipo impositivo, el mismo puede ser diferente dependiendo de algunos detalles, como el objeto de gravamen o la nacionalidad de la persona que realizara el abono del impuesto; por ejemplo, para ciudadanos de Islandia, la UE (Unión Europea) se paga un tipo general, con un porcentaje del 19%, esta también aplica para Noruega pero no para el resto de los extranjeros que deberán pagar un 24%-

Existe también otro tipo de gravamen dirigido directamente a las pensiones, aunque este es cambiante dependiendo de lo que se gane.

El Impuesto para no residentes es un tributo destinado al pago por parte de los no que no viven en España que de igual forma han adquirido propiedades en el territorio, un proceso que puede parecer al principio complicado, pero es un tributo legal necesario y muy sencillo.

El asesoramiento especializado puede guiarte e incluso indicarte si el pago de este tipo de impuesto aplica a tu situación o no, y si en realidad aplicas como  contribuidor del IRPF